SATSE: “El Gobierno destina dinero a otras necesidades mientras la sanidad pública agoniza”

29 marzo 2022
Enfermera asiste con oxígeno una paciente del Hospital del Mar de Barcelona en plena crisis del COVID

SATSE denuncia que el Gobierno sigue sin incrementar lo necesario el gasto sanitario público a Sanidad para contar con los medios y recursos suficientes, mientras mejoran los ingresos de Hacienda y se duplican los presupuestos a ámbitos, como Defensa.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado que el Gobierno y las administraciones autonómicas siguen sin incrementar lo necesario el gasto público destinado a Sanidad para contar con los medios y recursos suficientes, mientras mejoran sustancialmente los ingresos de Hacienda como consecuencia de la subida de los precios energéticos y de otros productos y se duplican los presupuestos destinados a otros ámbitos, como Defensa.

SATSE subraya que, mientras que el COVID-19 sigue siendo una amenaza, una vez constatado que otros países de nuestro entorno europeo vuelven a verse afectados por sus efectos, el Gobierno no está propiciando un aumento suficiente del gasto sanitario público que permita reforzar y mejorar nuestra sanidad tras dos años de pandemia que le han dejado muy debilitado y deteriorado.

En este sentido, el Sindicato de Enfermería recuerda que el porcentaje de nuestro Producto Interior Bruto (PIB) destinado a la sanidad pública no supera el 6 por ciento, mientras que el de otros países de nuestro entorno llega hasta el 10 y 11 por ciento. Un gasto que no resuelve, en modo alguno, los graves problemas y deficiencias que ya tenía el SNS antes de la pandemia y que ahora han empeorado notablemente, encontrándonos en una preocupante y lamentable situación que tiene consecuencias directas en la salud y seguridad de más de 47 millones de personas.

 

“Por el contrario, sí observamos cómo se duplican los fondos públicos destinados a Defensa, lo que posibilita un incremento del presupuesto militar hasta el 2 por ciento del Producto Interior Bruto, con lo que se constata que en su acción de Gobierno no es una prioridad la sanidad ni sus profesionales”, apuntan desde la organización sindical.

Asimismo, SATSE subraya que la subida de precios a causa del encarecimiento de los productos energéticos, como el gas, electricidad y petróleo, supondrá, según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF), unos ingresos extra para el Gobierno de hasta 3.500 millones más de recaudación de IVA. Una recaudación adicional que podría destinarse en gran parte a mejorar y reforzar nuestro sistema sanitario, añade.

“Estamos constatando que, mientras se decide aumentar el gasto público en otros espacios ministeriales y sociales, la sanidad, la enfermedad, la salud y los profesionales  siguen sin ser una prioridad en el Gobierno”, asevera SATSE.

El Sindicato de Enfermería reitera también que no se está teniendo en cuenta la incidencia en nuestro sistema sanitario de nuevas olas del COVID-19 ni la posibilidad, cada vez más contrastada, de nuevas crisis sanitarias de igual o mayor gravedad. “No se ha aprendido nada de los errores cometidos en el pasado y todo apunta a que no solo los repetiremos, sino que sus consecuencias serán peores y sufriremos nuevamente como en marzo de 2020 al no haber aprendido la lección”, advierte.

Una lamentable realidad que ha provocado que SATSE lleve desde hace meses impulsando distintas movilizaciones y acciones reivindicativas para denunciar el abandono y precariedad que sufre la sanidad pública en el conjunto del Estado, así como las lamentables condiciones laborales y profesionales de las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas que perjudican la atención sanitaria y cuidados al conjunto de la sociedad.