SATSE denuncia la deshumanización en la gestión de Son Espases

30 septiembre 2021

La gerencia se niega a informar a las enfermeras de la unidad en la que van a estar y de los turnos que van a tener.

El Sindicato de enfermería lamenta que haya un gran número de enfermeros/as reacios a trabajar en el Hospital de Son Espases debido al trato recibido por parte de la Dirección de enfermería.

Hace más de tres años que el Ib-Salut convocó un concurso oposición con 1.268 plazas de la categoría Enfermera, ahora es cuando finaliza el proceso con la publicación del listado de nombramiento estatutario fijo y la incorporación a partir de mañana.

El pasado 31 de agosto el Ib-Salut publicó una nota informativa en la que se anunciaba la adjudicación de 1.036 plazas del concurso oposición de la categoría Enfermera, repartiéndose esas plazas entre las distintas gerencias de todo el Servei de Salut.

En un primer momento las diferentes direcciones de enfermería y de recursos humanos se pusieron en contacto con los candidatos para indicarles los trámites que debían realizar, conocer la fecha de la incorporación y solicitarles un currículum para así poderles asignar el servicio que mejor se adaptase a su perfil.

Hace una semana que todas las gerencias han comunicado a los candidatos el servicio, las condiciones de trabajo y han podido ir resolviendo dudas. Excepto Son Espases, que se ha negado rotundamente a facilitar esa información hasta el día de la firma.

Son más de 250 enfermeros/as (provenientes de otras gerencias o de otras comunidades autónomas) que les ha tocado vivir este calvario, manteniéndoles al vilo sin saber a qué atenerse teniendo muchos de ellos cargas familiares y sin saber si podrán afrontarlas.

Falta de personal

A todo ello, faltan muchos puestos en unidades específicas (UCI de neonatos, servicios de urgencias) pendientes de cubrir por dos motivos fundamentales: porque muchos enfermeros/as con larga trayectoria en el Hospital Son Espases decidieron apostar por un cambio a otras gerencias para poder sentirse valorados tanto a nivel profesional como personal, y por la falta de previsión en la asignación de las nuevas incorporaciones.

De esta manera, las supervisoras no pueden garantizar las coberturas en las unidades en el mes de octubre, lo que ha generado de nuevo la denegación vacaciones y de permisos.

Esta situación se podría haber evitado con una buena previsión en la contratación ya que actualmente hay profesionales en la bolsa que podrían estar contratadas y así tener una sobre cobertura para facilitar la incorporación y la formación de las nuevas enfermeras y enfermeros.

Una vez más, SATSE lamenta la mala previsión, la gestión deshumanizada y el maltrato hacia los profesionales de la Gerencia de Son Espases.