SATSE Baleares: “Es necesaria una mejor financiación sanitaria y aumentar el número de enfermeras”

25 marzo 2021

El secretario general autonómico de Satse Baleares, Jorge Tera, compareció ayer en la Comisión de Salud del Parlament donde expuso ante los diferentes grupos políticos su visión sobre la situación de la enfermería.

El Secretario puso en evidencia la necesidad de valorar el papel de los profesionales sanitarios en el día a día, y especialmente durante la pandemia de Covid-19. También explicó la difícil situación que el colectivo de la enfermería ha sufrido durante estos últimos meses, como la supresión de vacaciones y permisos, la necesidad de doblar turnos haciendo miles de horas extraordinarias, el uso de EPIs confeccionados manualmente o reutilizados y los terribles efectos psicológicos que esto ha causado en los profesionales.

Con todo ello, Tera, detalló una serie de propuestas de reconstrucción y reorientación para mejorar esta situación, no solo la causada por la pandemia sino la que históricamente ha padecido el colectivo enfermero.

“Trasmitan a sus grupos la necesidad de acabar con la infrafinanciación sanitaria, y que cambien el concepto contable de “gasto sanitario” por el concepto mental de “inversión en salud”, sentenció Tera, cuando habló de mejorar la financiación de nuestro sistema sanitario. Desde el sindicato se propuso pasar del 6% del PIB al 10%, igualando el porcentaje que dedicamos a sanidad con el que dedican los países de nuestro entorno europeo.

En cuanto a las condiciones en las que trabajan muchas enfermeras, el secretario general destacó la importancia de regular las ratios mínimas que deben marcarse para garantizar la seguridad del paciente en hospitales, centros de atención primaria y demás centros sanitarios y sociosanitarios. España dispone de 5,9 enfermeras por 1000 habitantes mientras que la media en la UE es de 8,8 enfermeras, aunque las cifras llegan a 16,9 en Dinamarca, por ejemplo.

Tera destacó una de las problemáticas más graves que afecta al mundo sanitario en Baleares, se trata de la falta de personal sanitario. “Es un problema que hemos sufrido tradicionalmente en las islas, ya que formamos menos de los que demanda el sistema. La situación se ha convertido en crítica por la presión asistencial generada por el Covid-19 y la consiguiente exigencia de recursos humanos”, explicó. Para mejorar esta situación, Tera propuso tres medidas claras: El incremento sustancial de las plazas de grado en la facultad de enfermería de la UIB, a estabilizar el empleo y las plantillas sanitarias e incentivar la llegada de profesionales formados en otros puntos del estado ofreciéndoles buenas condiciones laborales y la compensación por la insularidad.

El representante de SATSE habló de la necesidad de abordar de forma urgente cambios en la orientación y en la planificación del sistema sanitario, para hacerlo sostenible ante el envejecimiento y la cronicidad ya que 75% del total del gasto sanitario de dedica a pacientes con estas patologías. Como solución a este problema, Tera hizo tres propuestas: potenciar la atención primaria, el sistema de atención a pacientes crónicos e implantar la figura de la enfermera escolar.

La situación en las residencias de personas mayores fue el último punto del discurso de Tera, donde destacó la importancia de la intervención pública en el ámbito sociosanitario y la necesidad de profesionalizar el cuidado que se recibe por parte del personal. “Las enfermeras son las profesionales del cuidado, las adecuadas para dirigir, gestionar y evaluar el cuidado de las personas mayores”, terminó