La Inspección de Trabajo da la razón a SATSE Baleares e insta a la Gerencia a subsanar las deficiencias denunciadas

15 marzo 2021

Tras la denuncia realizada por SATSE, la Inspección de Trabajo da un plazo a la Gerencia del Área de Salud de Ibiza y Formentera para resolver las graves deficiencias en relación al incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

El Sindicato de Enfermería SATSE presentó una denuncia el pasado 15 de febrero ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social donde acusaba a la Gerencia del Área de Salud de Ibiza y Formentera de vulnerar la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. A pesar de que desde julio de 2020 se habían presentado numerosas notificaciones sobre los riesgos que sufren los trabajadores del hospital, la gerencia casi nunca había dado respuesta.

SATSE denunciaba, entre otras cosas, que la gerencia del hospital no distribuye mascarillas FFP2 con marcado CE y que infringía otras medidas de protección como la falta de mamparas para personal sensible y las embarazadas. Estos hechos podrían estar contribuyendo al gran número de contagios entre profesionales. En múltiples ocasiones, las mascarillas de las que disponen las enfermeras son de baja calidad y además continúan siendo KN95 en muchos de los servicios, modelo que ya no se puede comercializar y además no se adapta a la anatomía facial dando una falsa sensación de seguridad.

SATSE también denunciaba que no se estaba protegiendo a las embarazadas ni al personal especialmente sensible tal y como determina la ya citada Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Desde el sindicato se solicitaba que se investigara y revisara por parte de la Inspección de Trabajo todas las irregularidades denunciadas y solicitaba la intervención para la correcta protección de la salud de todas las enfermeras, incluidas embarazadas y personal sensible. También se pedía que se comprobara que el Área de Salud había formado a las trabajadoras en el manejo correcto de los EPIs, que se revisaran todos los puestos de trabajo del personal sensible y embarazadas y que se procediera a investigar los hechos descritos instándole a adoptar las medidas y resoluciones pertinentes.     

Finalmente, la Inspección de Trabajo ha suscrito la denuncia de SATSE y ha dado unos plazos ajustados a la gerencia para que subsane las irregularidades denunciadas. Estas son:

  • Se debe formar a todos los trabajadores del Área de Salud de Ibiza y Formentera en colocación y retirada de EPIs y posteriormente revisar que el uso sea correcto. Dicha formación debe ser previa al inicio del contrato del personal de nueva incorporación ya que ha quedado demostrado que de las 180 trabajadoras y trabajadores que se han incorporado desde noviembre ninguno ha recibido la formación en manejo de equipos de protección.
  • Con respecto a los EPIs que reciben las enfermeras: Su entrega debe ser diaria y en función del riesgo que soporte cada una. Además, debe estar protocolizada y debe seguir la guía del Ministerio de Sanidad. Todo el personal de ASEF debe llevar el equipo necesario para evitar que los profesionales se contagien de nuevo, como ya ocurrió en enero y febrero de 2021.
  • Por último, se debe reevaluar cada puesto de trabajo del personal sensible, embarazadas y lactantes con anexos específicos del riesgo biológico actual como es el COVID-19. Debemos asegurar que no corren ningún riesgo en sus puestos de trabajo.

Desde SATSE seguiremos luchando para que todas las enfermeras sigan trabajando en las mejores condiciones y de la manera más segura, que se cumpla la ley y también estos requerimientos.