Concentración en rechazo al reparto de la productividad variable y plus covid

13 julio 2021
Una enfermera muestra las marcas de la mascarilla en su rostro en plena crisis del COVID 19

Concentración el 21 de julio a las 10 h. en frente del Ibsalut en Palma y en la entrada principal del Hospital Mateu Orfila en Menorca.

El reparto del complemento se ha llevado a cabo vinculándolo con el cumplimiento del Contrato de Gestión del 2020 de cada servicio, sin tener en cuenta que; en este no se contemplaba la irrupción de la pandemia, la situación caótica que se vivió prácticamente durante todo el año, la remodelación constante de los servicios asistenciales los cuales estaban volcados y desbordados en dar atención tanto a pacientes afectados por el virus como por otras patologías y la creación de nuevos circuitos inexistentes hasta el momento.

Profesionales con alto nivel de estrés, con miedos incontrolables, viéndose en situaciones abrumadoras, intentando adaptarse a una situación totalmente atípica, como si estuvieran rodando una película de ciencia ficción, con continuos cambios de protocolos y de maneras de hacer, etc. Todos estos descalabros no se tuvieron en cuenta cuando se pactaron los objetivos que debían alcanzar cada uno de los servicios, perola profesionalidad y responsabilidad de todo el colectivo enfermero y de fisioterapeutas fue mucho más allá del cumplimiento del contrato de gestión, su prioridad fue atender a toda la población que en aquellos momentos requería urgentemente de sus servicios.

SATSE considera que dada la complicada situación que se ha vivido, es un error que la base de partida del complemento Covid se genere a partir del porcentaje de cumplimiento y no a partir del grado de exposición al virus. Lamenta que no haya salido como acuerdo, porque la administración se ha negado a negociarlo con la parte social como así lo exige el Estatuto Marco y lo ha refrendado el Tribunal Superior de Justicia. Cabe destacar que el documento presentado en la Mesa Sectorial de Sanidadfue rechazado por todos los sindicatos.

Además, la distribución del Plus Covid ha sido dispar de una gerencia a otra, debido a que el Ib-Salut carece de unos criterios generales acordes con la situación vivida y ha otorgado la potestad a cada una de las gerencias para determinar sus criterios. El resultado de este reparto ha quedado plasmado en las nóminas de los profesionales que han visto cantidades sumamente diferentes entre compañeros/as. Un ejemplo, es el caso de enfermeras de diferentes gerencias que aun siendo de la misma categoría han cobrado tres veces más y se les atribuye grados similares de exposición. El no consensuar los criterios entre las gerencias, ha sido el gran detonante de generar agravios comparativos y del gran malestar entre compañeras y compañeros.

SATSE se desvincula de cómo se ha llevado a cabo ese reparto, lamenta que un hecho que podría haber sido un éxito, la Administración no haya sabido gestionarlo, haciendo caso omiso a sus agentes sociales tal como quedó reflejado con la abstención de voto de todas las organizaciones sindicales presentes en Mesa Sectorial.