800 enfermeras y fisioterapeutas de Menorca e Ibiza reclaman al Ib-Salut la fidelización de profesionales

27 septiembre 2022

El Sindicato de Enfermería SATSE ha presentado esta mañana en el Ib-Salut un total de 800 firmas recogidas en hospitales y centros de salud de Ibiza y Menorca para pedir la ampliación urgente del complemento de fidelización para enfermeras y fisioterapeutas.

El Sindicato de Enfermería SATSE ha presentado esta mañana en el Ib-Salut un total de 800 firmas recogidas en hospitales y centros de salud de Ibiza y Menorca para pedir la ampliación urgente del complemento de fidelización para enfermeras y fisioterapeutas.

En el mes de marzo los delegados y delegadas de SATSE en dichas islas registraron un documento con una batería de propuestas para paliar la falta de enfermeras y evitar la fuga a masiva a otras comunidades, entre esas medidas se encontraba la ampliación del complemento de fidelización. Durante los meses siguientes se han estado recogiendo las firmas y esta mañana se han registrado en la sede del Ib-Salut.

SATSE lleva años alertando y denunciando la escasez de enfermeras y enfermeros en Baleares, particularmente en Ibiza y en Menorca; además de la imperiosa necesidad de ampliar y cubrir plantillas para poder dar la cobertura y estabilidad necesaria tanto en hospitales como en atención primaria.

Este complemento, el cual está implantado para las categorías médicas desde 2008, intenta dar solución al grave déficit histórico de enfermeras y enfermeros que sufre el Área de Salud de Ibiza y Formentera y el Área de Salud de Menorca, con el objetivo de atraer y fidelizar plantillas para poder ofrecer una óptima atención sanitaria y cuidados a la población.

Durante los dos últimos años, en cada oleada pandémica la situación en los hospitales y atención primaria ha empeorado progresivamente por la falta de enfermeras, no solo para sustituciones o eventualidad sino para incluso dotar la plantilla autorizada. La situación ha sido por momentos agónica y desesperada, hasta el extremo de requerirse el desplazamiento de enfermeras desde otras islas, debido fundamentalmente, según nuestro criterio, a una gestión inadecuada de las políticas de RRHH, evidenciada en la precariedad de la contratación y la falta de transparencia, falta de ideas, inacción, y la inexistencia de un plan de recursos humanos adecuado y efectivo para captar las enfermeras suficientes.

A ello se suman los problemas añadidos de gran impacto como la escasez de vivienda asequible, el elevadísimo coste de la vida, la limitación y el precio del transporte y las comunicaciones, y en general todos aquellos derivados de la doble insularidad; unidos a la inexistente falta de compensación económica respecto a otras zonas que no sufren esta problemática.

Galería multimedia