Qué pensamos

El Sindicato de Enfermería está alejado de cualquier vinculación política: su ideario es respetar el pluralismo de ideas de sus afiliados. Lo que realmente vincula a los integrantes de SATSE es nuestra firme creencia en que entre todos los afiliados podremos mejorar las condiciones de trabajo de la Enfermería.

Nuestras ideas

SATSE se define como un sindicato estrictamente profesional, independiente y progresista, que ampara el riguroso respeto a la dignidad profesional y a las normas éticas y legales que regulan la profesión de Enfermería.

El Sindicato de Enfermería defiende un modelo de sanidad público, basado en los principios de universalidad, equidad, solidaridad y gratuidad en los que se basa la Ley General de Sanidad. Para SATSE, es fundamental el enfoque sanitario cuyo eje sea el paciente, tratado como un todo y con unos servicios sanitarios adaptados a sus necesidades.

Tanto la estructura interna como el régimen funcional de SATSE se basan en los principios democráticos, fomentando y coordinando el asociacionismo de la Enfermería. El vínculo real de los integrantes de SATSE es nuestra firme creencia en que entre todos podremos mejorar nuestra profesión, contribuyendo así a conseguir una sanidad de mayor calidad, reivindicando la presencia de la enfermería en todos los foros y aumentando su visibilidad en el sistema sanitario.

En este sentido, SATSE adoptará todas las medidas a su alcance, en defensa de los intereses socio-profesionales y laborales de sus afiliados y del supremo bien de la salud pública.

Nuestras reivindicaciones

SATSE hace un llamamiento a todos los profesionales y a las Autoridades Sanitarias para que, de manera consensuada y negociada, se articulen las medidas que permitan a la Enfermería alcanzar el futuro laboral y profesional que esta profesión requiere. Para ello, es necesario alcanzar un Pacto por la Sanidad que garantice la sostenibilidad y cohesión del Sistema Sanitario con unos presupuestos finalistas y una inversión superior a la actual del PIB en Sanidad.

También reivindicamos el desarrollo normativo de la prescripción enfermera, y la puesta en marcha definitiva del Estudio de Necesidades de Recursos Humanos enfermeros en el Sistema Nacional de Salud, con la correspondiente dotación de recursos adecuada a las necesidades del sistema sanitario. Dentro de este entorno, es imprescindible el desarrollo efectivo de todas las Especialidades de Enfermería, con una catalogación de puestos de trabajo y la creación de la categoría de enfermero especialista.

Pedimos la adopción de medidas que favorezcan la adaptación progresiva de la jornada laboral individual de cada profesional en función de diversos factores, así como la implantación de un itinerario laboral conocido por los trabajadores y modificable a lo largo de su vida laboral. Consideramos, además, que es preciso alcanzar la armonización en el Sistema Nacional de Salud, acabando con las desigualdades existentes entre autonomías.

Desde SATSE insistimos en la necesidad de establecer mecanismos dirigidos a la conciliación de la vida laboral y personal de la Enfermería, así como a la minimización de los accidentes laborales, así como la modificación del proyecto del Real Decreto de los Servicios de Prevención en aspectos como el número de trabajadores adscritos a estos servicios.

De la misma forma, demandamos la creación de un espacio sociosanitario y multidisciplinar coordinado, donde la atención integral del paciente sea el eje conductor. Queremos que se potencien nuevos ámbitos de actuación de los profesionales de la enfermería, asumiendo competencias en atención primaria, dependencia, el sector educativo...

En SATSE, igualmente, reclamamos el pleno desarrollo de las funciones que la ley de Estatuto Marco otorga a los órganos de negociación y que posibiliten la participación de las organizaciones mayoritarias del sector sanitario.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email