SATSE denuncia la descoordinación del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Ib-Salut

23 abril 2020
Enfermera y enfermero manejan una prueba de COVID-19

El Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Ib-Salut está desorganizado y descoordinado, situación ya evidente desde antes de la crisis sanitaria pero que obviamente se ha agravado desde la declaración del estado de alarma sanitaria.

valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
1 Comentarios

El Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Ib-Salut está desorganizado y descoordinado, situación ya evidente desde antes de la crisis sanitaria pero que obviamente se ha agravado desde la declaración del estado de alarma sanitaria. La variabilidad de actuaciones que se observa entre las diferentes gerencias es notoria. Según SATSE, “esta descoordinación puede dar lugar a desprotección del personal sanitario, lo que puede acarrear graves problemas de salud tanto a los trabajadores como a los pacientes”.

Para SATSE esta descoordinación está ocasionando diferentes funcionamientos y criterios en cada servicio de prevención. En algunas gerencias están funcionando de manera óptima mientras que en otras se genera una gran angustia y sensación de desprotección en los profesionales. Prueba de la situación de descoordinación existente en el Servicio de Prevención del Ib-Salut y de la situación de desprotección de los profesionales, son las siguientes cuestiones:

-Negativa a realizar test diagnósticos a profesionales que habían tenido contacto con positivos de Covid 19, poniendo así en riesgo la seguridad y salud de pacientes, profesionales y sus familias. Uno de los ejemplos más significativos es el caso actual de los trabajadores de la Unidad de Hospitalización 1B de Son Espases, donde a los profesionales se les ha negado la prueba tras contacto estrecho con un profesional afectado con sintomatología de varios días de evolución. También en Ibiza se han dado casos de profesionales con síntomas no testados.

-Se ha recomendado la reutilización de mascarillas autofiltrantes de un solo uso, algo que puede acarrear graves problemas para pacientes y profesionales y que no está amparado por ninguna normativa.

-No se supervisa ni se comprueba si los EPI cumplen o no las medidas de seguridad. El último caso de la retirada de las mascarillas FFP2 llegadas de China es un claro ejemplo. Se distribuyeron por los hospitales y por los centros de salud y días más tarde las tuvieron que retirar después de que muchos sanitarios trabajasen con ellas.

-Han avalado que el personal sanitario trabaje en situación de desprotección, sin los equipos necesarios para atender a pacientes con patología compatible con COVID 19. En muchas ocasiones los profesionales tuvieron que comprar por Internet y a precios desorbitados equipos de protección, o se fabricaron batas con bolsas de basura, o recibieron donaciones de gafas de ski, caretas de buceo y gorros de ducha de hoteles. En Atención Primaria de Ibiza la ausencia de material sigue siendo alarmante.

-Han avalado la rebaja de seguridad en los protocolos incluso por debajo de lo recogido en los protocolos del Ministerio de Sanidad. En una nota interna enviada el 16 de marzo por el Director General del Ib-Salut a las gerencias, donde se reconocía la falta de EPIs, se propone que los profesionales atiendan a los pacientes posibles o confirmados de Covid 19 con mascarillas quirúrgicas. Una grave vulneración de los derechos fundamentales de los sanitarios, tal y como ha denunciado SATSE ante distintos organismos internacionales, nacionales y autonómicos.

-Las sesiones de formación sobre el uso y manejo de EPIs han sido ridículas o directamente inexistentes en algunas gerencias. Afirmar que hay contagios por un incorrecto uso o retirada de los EPI no hace sino agravar la responsabilidad del servicio de prevención de Ib-Salut.

-Profesionales afectados, o angustiados por haber tenido contactos sin protección con pacientes o compañeros/as positivos de COVID 19 han reportado infinidad de quejas, especialmente en las gerencias de Son Espases y de Ibiza-Formentera, respecto al trato personal recibido.

Los sanitarios están poniendo en riesgo su salud y su vida para salvaguardar la de los ciudadanos, pero el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Ib-Salut no está cumpliendo con sus funciones, sobre todo con la más importante: la protección de todos sus trabajadores. Especialmente graves son las quejas y las situaciones detectadas en Son Espases y en Ibiza-Formentera.

Por todo ello, SATSE solicita la convocatoria de la Comisión Técnica de Prevención de Riesgos Laborales de la Mesa Sectorial, y la comparecencia ante la misma de la coordinadora y la jefa del servicio, a fin de ofrecer a los representantes legales de los trabajadores las explicaciones pertinentes sobre su actuación. Asimismo, SATSE exige al Ib-Salut que depure responsabilidades y que adopte las medidas oportunas para poner fin a esta situación.

Añade tus comentarios

Debes estar identificado para subir comentarios

Comentarios (1)

  1. 1. 04 mayo 2020 JOSE GERMAN VILLAJOS TENDERO dice:

    EFLEXIÓN

    USTEDES HAN IDO A HMANACOR . DONDE SE GUARDA EL MATERIAL EPI BAJO LLAVE.
    NOS HACEN LOS TEST Y TE LO TIENES QUE CREER PORQUE NO TE DAN NIGÚN INFORME.
    PUEDEN IR Y AVERIGUAR LO QUE PASA EN MANACOR.
    NO QUIERO Y NO AUTIRIZO QUE SALGA MI NOMBRE
    QUE HACEN LA DELEGADA