35 enfermeras presentan una reclamación al Ibsalut por cobrar menos durante su embarazo

28 junio 2018

El Sindicato de Enfermería de las Illes Balears ha presentado en el registro del Ibsalut 35 reclamaciones por la pérdida retributiva que sufre una enfermera embarazada a la que se le ha efectuado un cambio de puesto para poder garantizar la salud y seguridad de ella y de su hijo.

valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Haz tu comentario

El Sindicato de Enfermería de las Illes Balears ha presentado en el registro del Ibsalut 35 reclamaciones por la pérdida retributiva que sufre una enfermera embarazada a la que se le ha efectuado un cambio de puesto para poder garantizar la salud y seguridad de ella y de su hijo. 

Las profesionales de enfermería que trabajan en servicios donde existe una continuidad en los cuidados, es decir que trabajan a turnos,ven mermadas de forma sustancial sus retribuciones cuando por motivos de gestación y en aras de garantizar su salud y la de su bebé sufren un cambio de puesto de trabajo, siendo desplazadas a áreas principalmente ambulatorias en dónde sólo realizan turnos fijos de mañana. Como consecuencia de ello dejan de percibir la retribución del concepto de turnicidad, la nocturnidad, los festivos y en algún caso las guardias que venían realizando de forma habitual previo a su embarazo.

La disminución en sus nóminas les afecta durante el período de tiempo que trabajan en el nuevo puesto, pero también influye de forma negativa para el cálculo de la prestación de riesgo por embarazo que hace la Mutua, cuando cobran su prestación de maternidad y cuando cobran su sueldo durante el periodo de lactancia. SATSE calcula que el perjuicio económico lo sufren entre ocho meses y un año y la pérdida mensual ronda los 250-300 euros.

La normativa de Prevención de Riesgos Laborales establece con meridiana claridad que “el coste de las medidas relativas a la seguridad y la salud en el trabajo no deberá recaer en modo alguno sobre los trabajadores”.

SATSE Illes Balears entiende que las afectadas, al ver mermadas sus retribuciones habituales, pueden estar siendo discriminadas por razón de sexo al recaer sobre ellas las consecuencias económicas negativas de las medidas de protección de la salud. 

La reclamación por pérdida retributiva está dentro de la "Campaña de Protección de la Salud de la Enfermera Embarazada" que el Sindicato de Enfermería de las Illes Balears puso en marcha en mayo del pasado año. Durante el último mes SATSE ha ofrecido a las enfermeras afectadas durante los últimos cuatro años la posibilidad de presentar un recurso de reposición ante la Gerencia del IbSalut, reclamando la cantidad que les ha sido sustraída por no haber realizado turnicidad, noches, festivos o guardias durante su estado de gestación. A la espera de respuesta, si esta fuera negativa, SATSE prevé interponer las demandas correspondientes ante el juzgado contencioso-administrativo.

Añade tus comentarios

Debes estar identificado para subir comentarios

Comentarios (0)

No hay ningún comentario